#China II – Beijing

Beijing, la ciudad que te atrapa, que te da respeto como mínimo, a la que vas queriendo poco a poco y a la que, en definitiva, has ido idealizando como a aquella chica a la que nunca te atreviste a decirle una palabra. Alguna vez pensaste en ir pero te pareció tan lejos y tan inaccesible que desististe.
Pero todo llega y a Beijing llegamos como si nada, viaje corto, sin contratiempos, una escala de apenas 30 minutos y un vuelo de 10 horas aterrizando se podría decir que incluso descansados. Inconveniente: para nosotros las 12 de la noche, para Beijing en cambio, las 6 de la mañana, despertando la ciudad un domingo cualquiera de Julio.

_MG_1055

En el vuelo conocemos a Ruoyang, con el que enseguida empezamos a hablar e intercambiar palabras en Chino y español. Aunque estudia en París, le encanta España y nos recita su particular repertorio de palabras en español con acento francés. Éste es nuestro primer contacto con la gente del país, sin saber que pocas más oportunidades tendríamos de entablar una conversación fluida con otros chinos. De haberlo sabido lo habríamos exprimido mucho más.

Ansiosos por probar la gastronomía local, quedamos con Aurora, una granaína amiga de Sonia que lleva 3 años en China: la anfitriona perfecta para una primera toma de contacto con la cultura del gigante asiatico. Ella nos responde a todas nuestras preguntas y a las ganas de saber sobre este país y esta ciudad.

IMG_9145

Primera parada obligatoria; Probar los famosos Dumplings.

El jiaozi (饺子). Es un `dumpling´ chino que consiste generalmente en carne y verduras finamente picadas, envueltas por un trozo fino y elástico de masa. Las mezclas de relleno varían según los gustos personales y la región. En mi caso, obvia decir que ¡¡¡eran rellenos vegetales!!!. Suelen hervirse o cocerse al vapor y se comen con una salsa para mojar hecha con vinagre y aceite o pasta de chile y con algo de salsa de soja añadida. He de decir que los restaurantes a los que Aurora nos llevó eran de los mejores para degustar en Beijing (Bao lao man y Mrs Shi, ambos en los Hutongs).

IMG_4831

Al atardecer y tras reponer fuerzas, salimos de nuevo en busca del mercado nocturno de Wangfujing, donde nos encontraremos entre millones de turistas chinos una variedad de brochetas de escorpiones, serpientes, caballitos de mar, arañas o estrellas de mar ensartadas en pequeños bastones y, que listos para freír en grandes woks, despertarán las ganas de probar (o no) algo exótico pero que no dejará indiferente ni a propios ni a extraños.

IMG_4796IMG_4809

Amanecemos lenta y sosegadamente en nuestro hostel después de la primera noche en Beijing. Situado muy cerca de la estación de Zhangzi-zhonglu nos da mucho juego para recorrer fácilmente el centro de la ciudad.

IMG_9234

La ciudad nos espera para recorrerla en bici. Aurora de nuevo será nuestra guía; es increíble cómo se maneja por Beijing. Callejeando por los Hutongs nos trasladamos a épocas remotas de las dinastías Yuan, Ming y Qing. Estos barrios, antiguos algunos y reconstruidos otros, sobreviven a la voracidad constructora de China con sus grandes edificios y rascacielos. Empezamos a sentir lo que significa vivir en una ciudad de 20 millones de habitantes y niveles de contaminación a los que no estamos acostumbrados.

_MG_1035

Todo lo queremos fotografiar, vamos los 4 en bici con las cámaras en una mano, parando en cada rincón, en cada callejón, en cada plaza que vemos. Entramos en templos escondidos y recorremos las orillas del lago Houhai donde en cada bar hay músicos tocando en directo, a los que nadie escucha, observando desde la calle cómo entrelazan unas canciones con otras, unas canciones que podemos considerar como las más horteras del mundo.

IMG_9047

De nuevo el momento más esperado es la hora de probar la gastronomía local: hoy Aurora nos lleva a probar “Malatang”, una especie de sopa picante que te harán en apenas 5 minutos y en la que tú mismo vas seleccionando los ingredientes, mezcla de diferentes tipos de tofu, verduras, setas, noodles… con salsa de cacahuete picante, uhmmmmm😋😋😋 ¡¡¡Qué sabores tan increíbles!!!

IMG_4920

Tocaba obligada visita a la ciudad prohibida pero con el dilema de querer ir también al 798 distrito del arte, antigua zona industrial construida por Alemania del Este en los años 50, rehabilitada como zona para la difusión del arte en todas sus disciplinas y llena de tiendas, galerías de arte e instalaciones por todas las calles. Nos separamos y nos vamos unos a ver la ciudad prohibida y otras (las artistas del grupo) al distrito 798 donde más tarde nos reuniremos.

IMG_9286

Día sofocante: el calor y la humedad nos hace cada movimiento más lento que el anterior. De camino a la ciudad prohibida descubriremos lo que significa ser un turista en Beijing: largas filas para salir del metro en la plaza de Tian’anmen, para comprar la entrada en las taquillas y para cruzar de un palacio a otro en un recinto que impresiona por las dimensiones, con más de 900 edificios y 600 años de antigüedad. Te sientas en un lateral del Palacio de la Suprema Armonía, observas a la gente y piensas en las miles de personas que tuvieron que morir allí para que las dinastías Ming y Quing brillaran y todos sus emperadores fueran tratados como semi-dioses.

IMG_9276

Acabaremos el día en “El Modernista” un bar regentado por una catalana en la zona de Gulou, dibujando a una modelo en vivo y tomando cerveza de importación…

IMG_9340

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s