#Filipinas I

#Day159 28 Jun
Kinabatangan Wetlands Resort – Sandakan – Zamboanga

Salimos temprano del Resort en el Río Kinabatangan, cada uno hoy tomará un camino diferente y a mí me toca poner rumbo a Filipinas. Me hubiera gustado pasar algún día más en Borneo pero había decidido cruzar a Filipinas en barco. Por fin una posibilidad de entrar a un país por Mar.

1407FILIPINAS1407A

La información sobre el ferry desde Sandakan en el estado de Sabah á Zamboanga en la isla filipina de Mindanao es confusa y varía según a quién le preguntas. Finalmente solo hay una salida semanal y es los martes, así que tras comprar los billetes en la compañía marítima con la ayuda de Sheg, la representante del Resort en Sandakan y un encanto de persona ayudandome con los tramites del billete, me dispongo a pasar el día deambulando por el mercado local, haciendo algunas compras para el largo viaje y ordenando mis pensamientos en el hall del hotel Four Point by Sheraton.

1408FILIPINAS1408A

Mindanao es un de las islas mas grandes del mundo, pero desgraciadamente lo que realmente la hace famosa no es por varios paraísos repartidos por el norte y el sur de la isla como Camiguin, Cagayan de Oro, Siargao o Davao sino por ser una zona de enfrentamientos entre el ejercito y Abu Sayyaf, grupo terrorista que se financia con el narcotrafico y el secuestro de extranjeros e impone su ley del miedo.

1414FILIPINAS1414A

En Zamboanga reina el miedo y el silencio, si se habla de este grupo es en voz baja y con cautela. En meses pasados decapitaron a varios occidentales, los últimos, unos canadienses que no pudieron pagar el rescate apenas unos días antes de mi llegada.

1412FILIPINAS1412A

Una vez pasados los trámites en inmigración subimos al rudimentario barco atracado entre contenedores y camiones, no hay una terminal de pasajeros, es un puerto de mercancías con una única línea de pasajeros.
El camarote de 4 es sencillo pero por lo menos tiene aire acondicionado aunque funciona a ratos.

1415FILIPINAS1415A
Ratas y cucarachas se pasean por cubierta como Pedro por su casa, por megafonia las únicas palabras que entiendo son marinero y pasajero, herencia del pasado español de Filipinas. Todo parece preparado para zarpar pero seguimos en puerto. De repente empiezan a entrar al muelle autobuses, llegué a contar unos 15 pero podrían ser más.

1416FILIPINAS1416A
El hombre con el que llevo un rato charlando y que me ha contado su vida (por lo que he entendido debe ser una especie de religioso musulman) me dice que son filipinos ilegales que el gobierno malayo esta deportando a su país.

1417FILIPINAS1417A
Una decena de periodistas se agolpan sobre la pasarela haciendo fotos a las personas que bajan de los autobuses. Asustados, las mujeres primero, con niños colgando de sus brazos van subiendo al barco y se van azinando en una zona acotada y cerrada donde no pueden mezclarse con el resto de pasajeros. Una mezcla de tristeza y vergüenza me invade al ver cómo les sellan el papel de su deportación.

1409FILIPINAS1409A

Al subir al barco, sus pertenencias las amontonan frente a la bodega sin ni siquiera permitirles cogerlas. Que debe de pasar por la mente de estas personas, que un día salieron para mejorar sus vidas y regresan a sus país con lo puesto.

1410FILIPINAS1410A

2 horas más tarde zarpamos lentamente. Me esperan 2 días de viaje lento. Duermo a ratos y me despierto cuando el camarote va se ha ocupando por improvisados compañeros de viaje que ocupan los sitios libres sin haberlos pagado, esta claro.
A la mañana siguiente paso por la cantina del barco a desayunar arroz y galletas, que es lo único que hay para comer, eso y el kilo de plátanos que me compre en el mercado de Sandakan antes de partir. Me siento en cubierta a escribir y ver el mar.

1419FILIPINAS1419A

En este viaje si algo he perdido es la esperanza de que mejoremos el planeta tierra, vamos hacia el colapso medio ambiental. He visto arrojar por la borda botellas, plásticos, latas, recipientes de comida, colillas y todo tipo de porqueria. Y así ocurre con miles de barcos que cruzan los océanos y mares cada día. No existe una conciencia de que se está haciendo algo malo ni de reciclaje ni de que tenemos que cuidar el medio ambiente. El mar es el vertedero que todo lo tapa, que se diluye, que se hunde. De nada sirve que en los paises más avanzados existan políticas de reciclaje, ahorro de energía o conciencia ecológica, somos muchos menos los concienciados que los que no.

En Asia se utiliza el plástico para todo, para llevar comida, bebidas u objetos, todo es de un solo uso y después se tira en cualquier sitio. No se recicla ni se evita el uso masivo de plásticos. No hay esperanza para el planeta, somos una especie invasora y destructiva…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s